miércoles, 4 de diciembre de 2019

HA MUERTO LA CAILLE, COMPAÑERA PIONERA.

Hola arquianos,
Me llega de Francia la noticia de que "La Caille", compañera del Arca que formó parte de la Comunidad de La Borie Noble y compartió espacio con Mayte, Esperanza, Pierre y Therese Parodi en vida de Lanza del Vasto, ha fallecido la madrugada del pasado martes 3 de diciembre (2019), descanse en Paz.
En el último Capítulo nos envió un mensaje, a pesar de encontrarse postrada en cama desde hace tiempo y no poder escribir que os adjunto en este mensaje.
Un abrazo a todas y todos
Naty

Buenos días
La web de la "Association des Amis de Lanza del Vasto" lanzadelvasto.com (que mantiene Daniel Vigne) dedica su última entrada en francés a La Caille, recientemente fallecida.
En particular destaca sus dibujos, que se intercalan entre los de Lanza, y sus recuerdos de Lanza y Chanterelle de la primera hora, los "ratchachas", que también están en versión en español.
Pau, Força i Joia,
Fèlix

BREVE RESEÑA BIOGRÁFICA
 Esperanza Lanas
La Compañera La Caille (la Codorniz)  ha hecho ya su tránsito y regresado a la “Casa Común”; la casa de todos y de todo.
Naty  ha sido quien me lo ha comunicado y sentí que debía enviar a las Noticias del Arca Ibérica unas breves pinceladas (mis pinceladas) sobre ella, porque es una compañera muy particular y creo que las nuevas generaciones deben conocer, en lo posible, a quienes les precedieron en esta gran obra del Arche de intentar mostrar prácticamente lo que puede ser una vida dirigida por la no-violencia como raíz principal frente a la impregnada de violencia en todas sus formas y grados que tanto sufrimiento aportan.
Se que no soy, precisamente, la persona más idónea ni indicada, pero me impulsa a ello el agradecimiento al hecho de que la “Vida”,  gratuitamente, me ha permitido convivir con ella todo el tiempo que pasé en Francia.
Vivíamos en una pequeña estancia, para tres personas, situada justamente encima de la cocina de “La Borie Noble”. Caille le puso el nombre de “Trianon”, por contraste frente a la grandiosidad del “pequeño Trianon” del  palacio de Versalles; y que al pronunciarlo se traduce por “tres asnillos”: Caille, Maite y yo misma (Esperanza).
Caille llegó muy joven al Arca y estuvo junto a Shantidas y Chanterelle desde los inicios;  vivió todo los periplos del comienzo de la vida comunitaria. Tenía una excelente memoria visual que le ayudaba a contar anécdotas y vivencias con gran realismo; la risa y la alegría eran los principales actores. Pudo haber sido una estupenda historiadora; facultades no le faltaban.
Fue siempre libre, pero no desconectada. Pasear con ella por los lugares boscosos que  rodeaban La Borie era una lección demostrada del conocimiento que tenía de la “madre-naturaleza”. Era muy intuitiva para rastrear y seguir las huellas de los más minúsculos animales que poblaban la zona. El invierno cuando la nieve cubría el paisaje y los animalitos carecían de comida, Caille tenía un huésped que le esperaba puntualmente en el alféizar de su ventana, un precioso petirrojo que no se asustaba al verla. Se comunicaba con una cierta fluidez, en su nido, con una araña común a la que llamaba Proserpina y esta acudía.
Dibujaba con estilo propio y la pintura a la acuarela se le daba bastante bien. Hizo algunas colecciones que representaban a compañeros/as en momentos concretos de la vida comunitaria, en sus avatares y traslados.
Hablaba castellano muy bien; sabía y conocía de las letras españolas. Había leído a Lorca, conocía algo de cante flamenco. Sentía una cierta simpatía por España como país.
La etapa del Trianon fue importantísima, me iniciaba en la vida en comunidad y de ellas dos aprendí lo esencial que ignoraba. Doy gracias a la VIDA por ello. Que me cuiden y guarden hasta el día de mi tránsito.
Pido perdón por haberme extendido.
Un cordial abrazo a todos

No hay comentarios: