sábado, 1 de diciembre de 2018

RAIMON PANIKKAR Y LANZA DEL VASTO: LÍNEAS PARALELAS

Fèlix Saltor. Profesor jubilado.
Este año 2018 se ha declarado “año Panikkar”, conmemorando el centenario de su nacimiento, con múltiples actividades: exposiciones, congresos, conciertos, lecturas, coloquios y conferencias, programas de TV, etc., en Cataluña: Vic, Montserrat, Barcelona, y en otros lugares de Europa y del mundo. Pero no veo que se hable de sus paralelismos con Lanza del Vasto.

1. VIDAS

Giuseppe Giovanni Lanza di Trabia nace el 1901 en San Vito dei Normanni (Apulia, Italia), de padre siciliano y madre belga, ambos católicos, y muere el 1981 en Murcia; firma “Lanza del Vasto” (antepasados suyos fueron marqueses del Vasto).
Lanza cursa estudios secundarios en París y universitarios en Italia, doctorándose en Pisa en filosofía con la tesis Approci della Trinità Spirituale. Vagabundea por Europa.
Raimundo Pániker Alemany nace el 1918 en Sarriá (Barcelona), de padre indio e hindú y madre catalana y católica, y muere el 2010 en Tavertet (Osona, Barcelona); ya mayor cambia la transcripción del apellido paterno y pasa a llamarse Raimon Panikkar.
Panikkar estudia en Madrid, Alemania y Roma, doctorándose en filosofía, teología y ciencias químicas.
Entra en el Opus Dei y es ordenado sacerdote (primera etapa). Dirige revistas e investiga en el CSIC.
Tanto uno como otro viajan a la India; el descubrimiento de la espiritualidad oriental impacta en sus pensamientos. Lanza viaja allí a la edad de 36 años (primero, dura un año, de sus cuatro viajes a la India) a conocer a Gandhi y su ashram en Wardha; peregrina a las fuentes del Ganges. De retorno a Francia funda les Comunidades del Arca como “Gandhianos de Occidente”. Recorre el mundo predicando la no- violencia gandhiana, regresando siempre a la comunidad madre (Tournier, Bollène, la Borie Noble).
Es autor de más de 50 libros, en francés e italiano (algunos traducidos a siete lenguas), que se van reeditando.
Panikkar viaja a la India a sus 36 años (en la primera, de 3 años y medio, de sus múltiples estancias allí). Visita Wardha, donde había vivido Gandhi; peregrina a las fuentes del Ganges (en su segunda estancia). De retorno a Europa tiene una segunda etapa, en que sale del Opus, e investiga en universidades de la India y de Estados Unidos (Harvard, Santa Barbara). El 1987 se establece en Tavertet (tercera etapa), donde crea la Fundación Vivarium.
Escribe más de 50 libros en diversas lenguas: se están publicando sus Opera Omnia en italiano, catalán, francés, inglés y castellano.
Hay otras coincidencias en las biografías de Lanza y de Panikkar: ambos mediterráneos, multilingües, polifacéticos, viajeros, pioneros de la interculturalidad y del diálogo interreligioso, considerados puentes entre Oriente y Occidente, maestros espirituales, etc.

2. PENSAMIENTO

Pero más que les biografías interesan los paralelismos en sus escritos.
a)    Tanto Lanza como Panikkar recomiendan el silencio profundo y la meditación, en el sentido oriental de vaciar la mente, como herramientas de espiritualitad. Propugnan hacerse “presentes al presente”.
b)    Ambos aconsejan huir de la fragmentación de la vida en compartimentos separados: vida familiar, vida laboral, vida social y política, vida espiritual, vida lúdica, e intentar la unidad de vida, una sola vida íntegra que se expresa en los diferentes ámbitos, una vida en plenitud.
Veneran las escrituras de todas las tradiciones, y leen a los místicos tanto de Oriente como de Occidente.
c)    Tienen una mirada integral de la realidad, sin compartimentación en disciplinas. En particular, ni Lanza ni Panikkar consideran separación entre filosofía y teología, entre fe y razón, sino que hablan de una única sabiduría, muy antigua. “Filosofia e Teologia: una distinzione superata” escribe Panikkar.
d)    Tanto uno como otro consideran a Dios lejano y cercano a la vez. Lanza dice que está: “en el infinito de los cielos y recogido en la sombra del corazón como una ínfima semilla”.
e)    Ambos afirman que “todo está relacionado con todo” y que “todo es tridimensional”. Para Lanza toda cosa tiene un aspecto interior (1), un aspecto exterior (2), y la relación entre su interior y su exterior (3). Si en el espacio exterior toda cosa es exterior a toda otra cosa –y si queremos acercarlas demasiado, chocan–, en el ámbito interior toda cosa es interior a toda otra; por tanto, interrelacionadas.
Para Panikkar, según su intuición, “teantropocósmica” (o “cosmoteándrica”, palabra más eufónica), toda realidad tiene una dimensión divina, espiritual y mistérica (Dios es Theós en griego), una dimensión humana, racional e inteligible (anthropos), y una dimensión cósmica, física y empírica (kósmos). No son tres niveles, sino tres dimensiones “inter-in-dependientes”. Se puede resumir en “mira, piensa, contempla”.
Y si todo está relacionado con todo, ¿qué pasa con los supuestamente “contrarios”, como agua-fuego, alma-cuerpo, femenino-masculino, yin-yang, etc.? Lanza retoma la coincidentia oppositorum de Ramon Llull, Nicolau de Cusa, y otros, y supera por arriba la oposición (completitud o síntesis). Panikkar disuelve los dualismos, “se pueden distinguir, pero no separar”, y permite la comprensión advaita de la “adualidad” (mejor que “no dualidad”): “ni uno ni dos”, no es una cuestión numérica.
f)    En el aspecto intercultural, ambos dicen que hay que estar enraizados en la propia cultura y abrirse a las otras, para fecundarse mutuamente en un diálogo, que para Panikkar no ha de ser dialéctico, sino dialogal. En el caso de Lanza, arraigado en la cultura italiana y en la de expresión francesa, y por extensión en las europeas. En Panikkar, arraigado via materna en la cultura catalana y por extensión en las de Europa occidental, y via paterna en la cultura malaiálam de Kerala y por extensión en las de todo el subcontinente indio.
En el aspecto específico de la interreligiosidad, Lanza se siente arraigado en el cristianismo, mientras Panikkar, arraigado inicialmente en el cristianismo, se descubre también hindú y budista; ambos se abren a las otras tradiciones. Lanza compara las religiones a las flores de un jardín: “Si pienso que la rosa es la más bella de todas las flores, no me obligo a escupir a los lirios o a pisotear las violetas y la flor de los campos”. Panikkar escribe: “hay que estar enraizados en la propia tradición y abiertos a las otras”, abiertos al misterio de la vida, a un “ecumenismo ecuménico”, contrapuesto a todo sincretismo.

g)    Ambos defienden la naturaleza, la “integridad de la creación”. No en un enfoque sólo científico, como hace la ecología, sino añadiendo una espiritualidad transcendente. Panikkar utiliza la palabra “ecosofía”: hemos de intentar escuchar la sabiduría de la tierra misma, que es sagrada. Prefiguran la “ecología integral” del papa Francisco en la encíclica Laudato si´.
Este enfoque es opuesto a la industrialización a gran escala, la cual provoca la contaminación de tierra, agua y aire, la destrucción de especies, el aumento de las desigualdades, etc.; tanto uno como el otro lo denuncian. Hay que desenmascarar la creencia occidental en el “Progreso”, ídolo de la técnica moderna. Corresponde a la crítica del “paradigma tecnocrático” de la Laudato si´.

h)    Tanto uno como el otro escriben sobre la paz y trabajan por la paz. Lanza fue llamado por Gandhi Shantidas, “Servidor de la Paz”. El volumen de homenaje a Panikkar del 1989 (multilingüe, de 50 autores) se titula significativamente Philosophia pacis.

3. LÍNEAS PARALELAS

Aunque sus vidas, desfasadas 18 años, transcurren al mismo tiempo por las últimas décadas, no coincidieron, si no es una vez en la Univ. California Santa Barbara (1974). Lanza daba sus charlas para el gran público, en locales que los Amigos del Arca de cada población habían encontrado. Panikkar se movía en ambientes académicos y universitarios, y su actuación en favor de la naturaleza fue en su tercera etapa.
En geometría dos rectas paralelas no intersectan. Tampoco las vidas y escritos de estos dos pensadores. Los libros de Lanza no citan nunca a Panikkar, y los de éste no citan nunca a Lanza. No solamente esto; la veintena de tesis doctorales sobre Lanza no citan nunca a Panikkar, y la cuarentena de tesis sobre Panikkar no citan nunca a Lanza, si no es en alguna referencia marginal.
Pero así como dos paralelas se encuentran en el infinito, creo que sus almas se han encontrado finalmente en el seno de la Relación Infinita.
Barcelona, noviembre del 2018

Para más información:
. sobre Panikkar: raimon-panikkar.org (multilingüe)
. sobre el año Panikkar: www.anyraimonpanikkar.cat
. sobre Lanza: lanzadelvasto.com (francés / español / italiano)
. sobre la Comunidad del Arca: arche-nonviolence.eu (con entradas en diversas lenguas).

No hay comentarios: