jueves, 29 de diciembre de 2016

LA NOVIOLENCIA: UN ESTILO DE POLÍTICA PARA LA PAZ.

Mario González.
Os coloco más abajo unas palabras de Lanza del Vasto. Las he elegido motivado por la publicación reciente del mensaje del Papa Francisco sobre la noviolencia como estilo de acción política. Aprovecho también para recordar que hace cuarenta años Gonzalo Arias publicó una selección de textos sobre Gandhi con el título de "La No violencia arma política".
En concreto, lo que hoy deseo recordaros es que hace ya más de cincuenta años Lanza del Vasto hizo en Roma un ayuno de cuarenta días durante la celebración del Concilio Vaticano II. La intención era apoyar su petición por carta al Papa Juan XXIII de que se produjera algún mensaje de condena de las armas atómicas y en favor de la noviolencia. Y aunque hasta este año parece que no ha habido un mensaje completo sobre no violencia, algo consiguió, pues salió la encíclica "Pacem in terris".Lanza del Vasto usa la expresión "resistencia espiritual". (No olvidemos que Gandhi empleaba la expresión "satyagraha": adhesión firme a la verdad").
---
Extracto de la carta de Lanza del Vasto al Papa Juan XXIII (1963)

   ..."No hay otra esperanza que la esperanza en Dios, y Dios obra desde el interior en la conciencia de las personas libres. Por lo tanto, con un nuevo despertar de la conciencia cristiana, debidamente educada, la esperanza nos hace capaces de resistir las tentaciones, seducciones y presiones que el poder emplea para conseguir hacerle partícipe de su juego.
    La resistencia espiritual es exactamente lo contrario de la rebelión, de la subversión, de la anarquía, porque "obedecer a Dios en lugar de a los hombres" es un freno al Poder cuando descarrila, y es diligencia para ayudarle cuando se trata del bien común. La resistencia espiritual no es en absoluto una renuncia a la legítima defensa y a la lucha por la justicia. En cualquier época es la más legítima de las defensas, y en la era atómica la más razonable y posible: la única que no conlleva la destrucción de aquello que se pretende defender. La resistencia espiritual consiste en contraponer, frente  a un mal, un bien igual y apropiado, en lugar de otro mal de la misma naturaleza y sigo contrario. "Poseemos -dice el apóstol- armas no carnales; las cuales, con la gracia de Dios, tienen el poder de derrumbar fortalezas".
   Está claro que los cristianos que han hecho y visto caer tantos imperios no pueden depositar su confianza en estas armas y mucho menos, contemporáneamente, en la bomba atómica."...
...
   ..."En definitiva lo que falta, según nuestra humilde opinión, es una declaración en la que se expongan las cuatro reglas de la Resistencia espiritual:
1. Que esta se lleve adelante sin derramamiento de sangre.
2. Sin fraudes ni mentiras, a cara decubierta, sin eludir los castigos, sino al contrario, provocándolos y soportándolos con orgullo.
3. Con respeto al adversario, a su libertad, a su dignidad y la preocupación por convertirlo.
4. Que sea un testimonio dela verdad, según el cual el sacrificio siempre conlleva una virtud que salvaguarda (esa el la lección de la Crucifixión y la tradición de los mártires).
   Y se debería recordar que la Resistencia espiritual ha demostrado su eficacia práctica en la liberaicón de la India así como en diversos conflictos privados y públicos, tanto en Occidente como en Oriente; episodios poco conocidos y que merecen un estudio detallado en estos tiempos de extremo peligro."...
-----------

MENSAJE DEL PAPA FRANCISCO PARA LA CELEBRACIÓN DE LA 50 JORNADA MUNDIAL DE LA PAZ. 1 DE ENERO DE 2017
«La no violencia: un estilo de política para la paz» 

1. Al comienzo de este nuevo año formulo mis más sinceros deseos de paz para los pueblos y para las naciones del mundo, para los Jefes de Estado y de Gobierno, así como para los responsables de las comunidades religiosas y de los diversos sectores de la sociedad civil. Deseo la paz a cada hombre, mujer, niño y niña, a la vez que rezo para que la imagen y semejanza de Dios en cada persona nos permita reconocernos unos a otros como dones sagrados dotados de una inmensa dignidad. Especialmente en las situaciones de conflicto, respetemos su «dignidad más profunda»[1] y hagamos de la no violencia activa nuestro estilo de vida.
(Para leer más pincha aquí)