sábado, 13 de diciembre de 2014

ENCUENTRO DE LA UNIDAD 2014. ZARZALEJOS, MADRID.



(En las fotos no aparecen Victor, Ruth, Mª José, Fernando, Pepa..., que también estuvieron presentes.)

6-8 DICIEMBRE. DOS IMPRESIONES DE DOS ASISTENTES: MARIO Y JULIO.

Nuestro pequeño grupo de La Comunidad del Arca en el Estado Español ha hecho su asamblea anual en Zarzalejo (Madrid) entre los días del 6 al 8 de diciembre.
Para contaros una impresión me quedaré con el final del Encuentro.
El último día, en la mañana del lunes 8, festivo, nos levantamos tarde porque la noche anterior habíamos estado de fiesta, con danzas del mundo y recital de guitarras con nuestros dos músicos de muy alto nivel.
Nos levantamos tarde pero la mesa con el desayuno ya estaba puesta. Evidentemente algunas personas se habían levantado antes para prepararlo y otras porque viajaban lejos. Pero esta atención de preparar algo para los demás, para todos, se ha repetido una y otra vez.
Y se veía clarísimo a la hora de recoger las cosas y dejar limpia la casa. Cada persona o pareja dejaba ordenada su habitación. Pero en los espacios comunes, una barría y otra fregaba, unas limpiaban los pasillos, otras los aseos, otras el comedor  o la sala común y otras la cocina. Todo el trabajo estaba repartido y todo el mundo colaboraba. Sin embargo no había ninguna lista de tareas y personas asignadas y no había nadie que ordenara o dirigiera a las demás. Todas las personas sabían lo que había que hacer y cada una se encargaba de algo. Todas se sentían responsables. Todo funcionaba como un reloj. Era algo mágico. 
O más bien era algo espiritual.
Tanto al principio del Encuentro, como  durante el desarrollo y también al final, la gente ha desplegado este espíritu de servicio: haciendo algo o mucho para los demás.  A menudo se manifestaba en realizar los múltiples trabajillos para que todo funcione, pero también había muchos momentos de escucha paciente de cada opinión y de cada preocupación, procurando acabar con palabras de apoyo.
Y muy unido a esto se manifestaba el espíritu de compartir: compartiendo la comida que se ha traído variada, sana, sabrosa y preparada con esmero; compartiendo conocimientos, sean de cocina, de bailes o de funcionamiento de grupos; compartiendo sentimientos alegres o dolorosos; compartiendo cosas materiales, el ordenador, el teléfono, el coche; compartiendo opiniones, quejas y dudas; compartiendo propuestas y ánimos;  etc.
Se veía a la gente feliz, hermanada y entusiasmada. Como debería ser siempre, cada día, con cualquier persona, en cualquier situación. Ese es nuestro ideal, nuestro objetivo. Por eso hacemos esta reunión anual para vernos, para poner cosas en común, para hacer planes, para vivir estos pocos días intensamente. Para ensayar, practicar, repetir y demostrar que la vida comunitaria, auténticamente fraterna, es posible. Al final este encuentro amoroso nos sabe a poco, queremos más, intentarlo más, practicarlo más, en más encuentros, con más gente, con más días, toda la vida.
Mario
------------------------------------
Desde mi subjetividad lo más destacable del encuentro de la Unidad de este año ha sido:
-Los sueños.
-El lugar.
-La fiestecilla espontánea con algunas personas del pueblo de Zarzalejo.
-La presencia de algunos jóvenes de la convivencia de La Longuera en la tarde del sábado.
-La ausencia de tensiones en los debates y en la organización.
-Una cierta nostalgia por quienes estuvieron y ya no están.
Aquí doy mi visión sobre esos puntos: 


Los sueños.
Así planteó Joan, la persona más joven de grupo, el tema estrella del encuentro. Se refería sobre todo a los sueños en relación con el Arca. Él mismo confesó después su sorpresa al ver que toda esa gente tan madura del grupo sigue manteniendo sueños. Quizás lo más sorprendente es el interés de varias personas por formar una comunidad. Incluso se habló de una comunidad orientada a personas mayores jubiladas, y se planteó un futuro encuentro específico, llamado "quedada", para tratar de ese sueño en concreto.
También dentro del apartado de los sueños, yo quise cerrar el ciclo de mi sueño de la película Bailandia. El el encuentro de la Unidad de 2011 presenté la idea y en el de 2014 repartí DVDs a todos los presentes, de los cuales muchos habían participado en el proyecto.


El lugar.
Igual que el año pasado, el lugar nos pareció ideal para nuestro encuentro. Está en la provincia de Madrid y por tanto es céntrico para el conjunto del grupo; está apartado en el campo, de modo que ni molestamos ni somos molestados; está fácilmente accesible al lado de una carretera sin mucho tráfico; el entorno es muy hermoso para los paseos; la casa está bien equipada y es confortable, sin lujos, tiene además una buena sala común; el precio es razonable; y además viven muy cerca Pepa y Toño con su familia. Creo que fue un comentario general el de repetir cuantas veces se pueda, salvo que por alguna razón surja una alternativa mejor o la necesidad de cambiar algún año.


La fiestecilla espontánea.
Pepa había invitado a gente de su coro. Fueron un par de canciones con varias voces y unas cuantas danzas, pero nos dejaron el sabor de las cosas imprevistas que surgen con alegría y armonía.


Los jóvenes.
Además, en esta fiestecilla espontánea estaban algunos jóvenes de los que suelen participar activamente en la convivencia de verano. Habían venido para compartir un rato y también para tratar algún detalle sobre dicha convivencia. Creo que en el grupo del Arca predomina la opinión de que la convivencia alternativa de La Longuera es una de nuestras más prometedoras maneras de difundir la no violencia entre los jóvenes. Es cierto que hay un tema, el de ciertos consumos de "sustancias alteradoras de la conciencia", por la noche, fuera de las actividades comunes, que crea tensiones entre nosotros por la dificultad de llegar a un acuerdo definitivo sobre ello con todos los jóvenes. No obstante, también creo que la mayoría consideramos que se trata de algo secundario en la convivencia y que no empaña los logros de armonía y formación que se llevan a cabo año tras año. El cualquier caso, la presencia de los jóvenes en Zarzalejo fue muy gozosa para todos y la sentimos como demasiado corta.


La ausencia de tensiones en los debates y la organización.
Con esto no quiero decir que sea siempre lo ideal. Me parece bueno que a veces haya tensiones y a veces no. Y al contrario, no sería bueno que siempre haya tensiones, ni sería bueno que nunca las hubiera. Somos un grupo humano, y como tal tendremos siempre roces y conflictos que tienen que salir a la luz para intentar resolverlos no violentamente.


Una cierta nostalgia por los que estuvieron y ya no están.
Creo que a veces también cargamos con una cierta sensación de culpa porque algunas personas muy válidas ya no están a causa de la actitud de quienes todavía están. Quizás cometimos errores en ese sentido en el pasado y seguimos cometiéndolos en el presente. De todos modos, a mi modo de ver, aunque asumamos errores, las personas tenemos ciclos en nuestra vida, y es normal que el Arca también sea uno de esos ciclos, que durará cinco, quince o treinta años, o más, según los casos. Eso explica mejor las cosas que los errores, pues también quienes se van cometieron errores cuando estaban. Lo dicho: somos humanos. En cualquier caso, pienso que este es un grupo formado por personas de buena voluntad.
Paz, fuerza y gozo.
Julio .

No hay comentarios: