martes, 10 de septiembre de 2013

NOÉ v.s. ENOCH: EL ARCA FRENTE A LA MÁQUINA.

Fèlix Saltor. El Arca. Barcelona.
Con este mensaje Reflexión19 propongo el Texto a Reflexión del mes de septiembre del 2013.
   Con el mes de septiembre llegan en nuestras latitudes el equinoccio de otoño y la vendimia (Nota1). El primer viticultor fue Noé, y para el Arca, que "tenía por vela una viña", es la fiesta de la Noaquía.
   La figura de Noé (Génesis, capítulos 6 al 9), la historia de un justo que sobrevive a un diluvio universal, se encuentra en muchas tradiciones: desde la primera mesopotámica en que se le llama Atraharsis y la babilónica del Gilgamesh en que se le llama Utanapíshtim, hasta tradiciones de las Indias (Manu), de la China y de la América precolombina.
   Lanza escribe sobre el paralelismo entre su Arca y el Arca de Noé, más allá del nombre. Noé, ante el destino fatal bajo las aguas de "la Gran Ciudad" -a la que Lanza llama Enoch (ciudad fundada por Caín)-, prepara el Arca de salvación; Lanza, ante la dirección equivocada de la sociedad tecnificada (Nota2), funda su Arca (Nota3).
   Noé figura en el título de dos libros de Lanza: "La locura de Noé. Charlas y escritos seleccionados por José Ramón Morán" y  "Noé. Drame antédiluvien d'anticipation". De ellos -y de otros dos- extraigo:

A) De "La locura de Noé"
I La historia de nuestras violencias
1. Noé (Nota5)

...
   Hace algunos días que el verano se ha ido y el otoño ha vuelto con sus bellos colores y los racimos de la santa viña de Noé. ¿Qué hay de dramático o macabro en esta transición de una belleza a otra mayor y más dulce?
   Es la ignorancia, el apego, la ceguera, consecuencias del Pecado, es la falta de fe y de esperanza que nos hace creer en que el día que esta carne caiga como un vestido viejo, la seguiremos bajo tierra, languideceremos en las tinieblas por siglos y siglos, o nos perderemos en la nada.
   No solamente nosotros, sino el mundo entero, tarde o temprano.
...
   Pero la lección de la Escritura y de la Naturaleza es otra. La Escritura y la Naturaleza misma nos muestran que la muerte es superada. La vida eterna salta por encima y vuelve a aparecer como el torrente, de roca en roca.
   Cada viviente lleva semilla según su especie; cierto que su masa y figura, todo lo que toma por su ser, está destinado a la destrucción, pero su ínfima, invisible y secreta semilla perdida volverá a cobrar vida, volverá a tomar su cuerpo y su forma, en otro lugar.
   El Arca lleva una semilla y toda semilla es un arca minúscula de Noé que pasa a través de las estaciones y de los siglos para germinar en una nueva tierra y bajo cielos nuevos.
   Así pues Dios ha hecho al hombre libre de salvarse y éste aprovecha para perderse y deteriorar todas las cosas.
   Pero hay un Justo que "camina con Dios", uno solo, y se convertirá en la semilla del mundo futuro.
   No falta más que la envoltura.
   Por ello Dios le ordena fundar el Arca.
   "Arca" no quiere decir "Barco", sino "Cofre". Pues es en un cofre donde se guardan los tesoros, los documentos y secretos. ...
   Hay dos Arcas en la Biblia. La de Moisés, que contiene las Tablas de la Ley y la Alianza de Dios con su pueblo elegido. Y la de Noé, la primera, que encierra las santas semillas de todas las almas vivientes.
...
   "Noé hizo todo cuanto Dios le había encargado."
   Él y sus hjos, y las mujeres de sus hijos colaborando, hicieron la cosa más descabellada: un barco enorme sobre la cima de una colina pedregosa y sin el menor riachuelo que pasara al pie de la colina.
   También los mirones de la Gran Ciudad y los "demasiado inteligentes" en primera fila, formaban corro para divertirse con aquellos armadores de tierra firme: "¡mirad cómo sudan esos imbéciles!". Por razones de brevedad no apuntaré todos sus comentarios y quodlibets, mas por otra parte ya los conocéis de haberlos oído: "¡Trabajar la madera con azuela en la era atómica! ¡Qué insensatos!" Y así lo demás.
   Todavía se reían cuando comenzó a caer el aguacero que los puso en fuga.
   "Entonces Dios cerró la puerta tras él."
   No es Noé, sino Dios, quien cierra la puerta. Noé no rechazó a nadie, por otra parte no tiene a nadie a quien rechazar, pues todos han vuelto la espalda y buscan refugio en su casa o bajo otro techo, en cualquier lugar excepto en el Arca de salvación.
...
   "Llovió cuarenta días y cuarenta noches".
...
   En el mes séptimo, el día decimoséptimo del mes, el Arca asentó (su ancho fondo plano) sobre la cima del Monte Ararat. ...
   Al término de cuarenta días Noé ... soltó un cuervo negro ... [que] no volvió. Luego Noé envió la paloma (pájaro blanco) que volvió ... Siete días después la envía de nuevo y por la tarde volvió, pero con un ramo de olivo en el pico. ...
   Todavía esperó un mes y veinte días por prudencia ... salió del Arca y, como es justo, alzó un altar y ofreció un sacrificio.
   A su oración respondió el Arco Iris, séptuple puente brillante que todo lo reúne y reconcilia en la luz.
   Sigtno de la primera Alianza entre Dios y los hombres y con toda la naturaleza. ...
   Noé nuestro padre era cultivador y viñador, fundó la comunidad rural. Educó bien a sus hijos para que no hicieran como las gentes de Enoch la Gran Ciudad. Y cuando llegó el tiempo de las vendimias bebió su vino y danzó desnudo, con gran escándalo para el imbécil de su hijo, que no comprendió nada de lo que significa ese éxtasis, esa gran oración, ese abandono de toda vestimenta, de todo artificio, de todo razonamiento, de cualquier simulación ...

B) Sobre la sociedad tecnificada, representada por Enoch, la Gran Ciudad, Lanza escribe en "Principios y Preceptos del Retorno a la Evidencia":

DE LAS POMPAS Y DE LAS OBRAS
LIV
   De lo necesario, ¿qué hacen las ciudades? ¿Acaso hacen la harina del pan que comen? ¿Hacen la lana de la ropa que visten? ¿Hacen la leche? ¿Ponen un huevo? ¿Producen fruta?
   Sí que hacen el estuche. Hacen la etiqueta. Ponen los precios. Hacen la política. Hacen la publicidad. Hacen ruido.
   Nos han arrebatado el oro de la evidencia, y lo han perdido.

C) y en "Las cuatro plagas":

I. GÉNESIS DE LAS PLAGAS Y SU APOCALIPSIS
26. DE LA MÁQUINA
...
   "Te haré ganar tiempo", dice la máquina cuando habla como un cordero; y en cuanto el hombre se rinde a la seductora invitación, todo el tiempo de su vida queda devorado por la prisa.
   "Te ahorraré esfuerzos", promete; y esto basta para que el hombre quede apresado en la trampa inextricable de las colosales industrias.
   "Te daré el bienestar" (¿quién resistiría a tanta solicitud?), y al punto vienen el aire apestado,  la vista enturbiada, la pedorrera y los empujones, el hacinamiento y las preocupaciones, toneladas de mercancías malas y víveres de lata, el rascacielos y la cocina-fábrica, y la deflagración universal para poner punto final al desbordamiento ...
...

D) Traduzco del inicio de la obra de teatro "Noé. Drame antédiluvien d'anticipation":
Advertencia al benévolo lector

...
   La semejanza de la Familia de Noé con las comunidades del Arca fundadas por el autor es innegable.
...
   Ah! se preguntará a los Compañeros del Arca: ¿os creéis pues los únicos salvados?
   Responderán: intentamos vivir de tal manera que todos se salvarían si hiciesen otro tanto.
   Se les dirá: pero aquellos que no tienen ninguna intención de imitaros ¿están necesariamente destinados al abismo?
   Responderán: que yo esté en la verdad no impide que otros muy diferentes de mí lo estén también, o que lleguen a ella por caminos muy diversos que quizás yo no imagine. Creemos y sabemos que los hay. Esperamos que son y serán muchos.
   Se les insistirá: ¿vosotros creéis que fuera de vuestra granja todo es error y podredumbre, y que cualquier esfuerzo por aportarle el bien es vano y condenado con el mundo?
   Dirán que no es su caso, porque están comprometidos en acciones y testimonios de todo tipo, y que no piensan agitarse al azar o dar palos de ciego.
   Queda la gran pregunta: ¿puede nuestra civilización, mediante arreglos y reformas, desarrollarse indefinidamente en la dirección en que va, escapando a una catástrofe apocalíptica?
   Dejo que responda esta obra de teatro. Como en la Tragedia Antigua, el desenlace del drama ya está escrito de antemano, y no depende de la voluntad o de la fantasía del autor.
   A quienes encuentren que la lección es severa y la cuestionen, los remito a la Biblia, que discutan con ella, que pidan cuentas a Dios.
   Confieso humildemente que el tema me sobrepasa.
...

   NOTAS:
Nota1. Sobre las fiestas de cambio de estación ver Reflexion16JuanBautistaNota1.
Nota 2. La sociedad tecnificada ("las Babeles de las civilizaciones"), representada en "Noé" por Enoch, la Gran Ciudad, "progresa" en dirección a su "segunda muerte": ver Reflexion17pecadooriginal y Reflexion17Nota2. Ver su libro "La fuerza de los no-violentos. Para evitar el fin del mundo".
Nota3. El Arca de Lanza es una Comunidad (Reflexion4), basada en la Noviolencia (Reflexion2), y la Espiritualidad (Reflexion3), que fueron los 3 temas del Capítulo general de agosto del 2012. Ver el número 49 de Noticias del Arca (otoño 2012).
   En las casas comunitarias del Arca no se busca "ahorrar esfuerzos" (como se hace en Enoch, según lo visto en C), sino el trabajo manual, según lo dicho en Reflexion4: "Trabajaréis con vuestras manos a fin de no abusar de nadie. ...". Ver "El Arca tenía por vela una viña", IV, Del voto de trabajo, sobre el equilibrio en cada persona entre el trabajo manual, el trabajo sobre sí mismo (espiritual) y el trabajo social.
Nota 4. No es solamente Lanza quien critica duramente la sociedad tecnificada, también otros autores de su tiempo: Hannah Arendt, Jacques Ellul, Aldo Capitini, ... cada uno a su modo. Lanza se diferencia de ellos tanto en señalar las causas (según lo dicho en Nota2) como en proponer y realizar un ejemplo de solución (Nota3).
   Hemos leído en B) que "las ciudades ... hacen ruido". Sobre el silencio ver Reflexion12silencio.
Nota 5. El texto sobre Noé de A) había aparecido originalmente en "Nouvelles de l'Arche" (marzo 1973), y fue republicado en el libro póstumo "Pages d'enseignement". El capítulo de B) no aparece en la edición española de "Principios y Preceptos".

Pau, Força i Joia.

No hay comentarios: