lunes, 10 de diciembre de 2012

CRÓNICA DEL ENCUENTRO DE LA UNIDAD DEL ARCA DE ESPAÑA 2012

LA LONGUERA, 8 y 9 de DICIEMBRE DE 2012

Julio Arbesú
En La Longuera nos reunimos Margalida (responsable general del Arca Internacional), Gloria, Alfred, Margarita, Isvari, Mario, Nati, Fernando, Ángeles, Julio, Rosa, Jose Luis, María, Alex, Mar, Diego, Josep María, Santi y Antonio en la compañía de algunos jóvenes y niños.
Dice Margalida que nuestra fuerza como comunidad (en sentido amplio) del Arca de España es la alta afectividad que se ve entre nosotros y que nuestra debilidad es la falta de clarificación de lo que somos y de nuestros objetivos. Añade que es su opinión personal, nada más.
Margalida también nos habló de su visión de la historia del Arca y de la tarea de nuestra generación, de los que vivimos y hacemos el Arca en nuestros tiempos. Hizo un repaso de los importantes cambios en la evolución del Arca y los ha considerado necesarios, sin renunciar al núcleo fundamental de la identidad arquiana.
 A ella le cuesta trabajo entender por qué hay una proporción baja de comprometidos en el Arca de España, en relación con el número de amigos. Los comprometidos expusieron su opinión sobre esto. Aunque hay diversas motivaciones, la que más hizo pensar fue la de Jose Luis, que dijo comprometerse para que los demás sepan que él “está aquí”, que se puede contar con él. Los amigos no comprometidos también expusieron sus motivaciones. Creo que latía sobre el conjunto de las intervenciones la convicción de que hay un compromiso expresado formalmente, que todos consideramos importante y muy acorde con la manera de ser del Arca, a la vez que hay un compromiso real no expresado formalmente que también ha dado muchos frutos.
Este tema, pero también el de la revista y el de la elección de coordinador, dieron lugar a algunas tensiones entre las diferentes posturas. Pienso que esas tensiones son consecuencia deseable de nuestra vinculación profunda a la no violencia. Nuestras emociones surgen, nuestros egos, nuestras debilidades humanas, pero hay límites que no traspasamos, desechamos la ira, nos mantenemos en una actitud de respeto y autocrítica. Comprendemos que debemos ser sinceros y dejar surgir nuestra visión de la verdad, pero procuramos no herir a nadie, no acallar a quien ve las cosas de otra manera. Después buscamos maneras grupales de recobrar la calma y la armonía. Todo esto no es fácil, en muchos grupos ni se plantea, pero aquí se logra en una gran medida.
En realidad, el debate sobre la nueva persona coordinadora del Arca a nivel de España no levantó en sí mismo ninguna tensión significativa, sino más bien las opiniones sobre quién debía votar y quién no. Resuelto esto y hecha la votación con voto secreto, todos los votos, menos uno, fueron a favor de la propuesta votada: una coordinación en equipo entre Mario y Nati a probar durante un año.
Por no alargar demasiado esta crónica, añado resumidamente algunos complementos:
-Los nuevos coordinadores pedirán el apoyo de Michel en cuanto esté disponible, si puede ser, y tendrán el de Isvari, tras su ofrecimiento.
-La revista Noticias del Arca sigue adelante con el trabajo fiel de Margarita, y Fernando colaborará con ella en maquetación y secciones. También Isvari colaborará en dos nuevas secciones.
-Conocimos las novedades de un proyecto lleno de ilusión, la película Bailandia.
-Tuvimos el lujo de comer alimentos tales como el pan hecho por Alfred, ricas sopas, postres especiales, manzanas asturianas, una paellaza buenísima...
-La Longuera, más verde que nunca, mostraba su belleza invernal.
-Nos rondó la presencia de los niños, siempre profundamente satisfactoria, incluso cuando lloran o dan la lata. Con ellos el Arca se parece más a sí misma.
-Tuvimos presentes a muchas personas que no estaban en el encuentro pero que por fortuna están encontradas.
-Y lo que se me olvida o no cabe en este resumen también estará lleno de otromundoesposiblismo (que es un “ismo” simpático, porque nadie se lo toma demasiado en serio).




No hay comentarios: