martes, 14 de septiembre de 2010

TALLER SOBRE LA IDENTIDAD, 9-12 OCTUBRE 2010.


PRESENTACION DEL TALLER
9-12 OCT. 2010, Brihuega, Guadalajara.

Margalida. Terapeuta de la Comunidad de El Arca de Saint-Antoine, Francia.

Me parece que la cuestión más esencial que se plantea el ser humano, la pregunta que nace en lo más profundo de su ser, es ¿quién soy?.

A lo largo de nuestra vida esta pregunta no deja de resonar. Nos atormenta durante la adolescencia y a menudo sigue inquietándonos en la vejez. Como si el acceso a nuestra identidad, a lo que somos, no fuera algo dado de una vez por todas, sino un trayecto, un camino que puede durar toda la vida...

La cuestión de nuestra identidad es muy compleja.
A menudo vivimos como deportados de nuestra propia tierra, sin tener acceso a nuestro ser profundo. A veces nos cuesta tomarnos en serio. O no nos amamos. Entonces nos pasamos la vida negándonos, negando nuestras necesidades, nuestros deseos, o negando lo que tenemos de bello, de único.

Con frecuencia no somos libres. Dependemos de la mirada de los otros. Sólo existimos si lo hacemos en la mirada de los otros. Damos poder al otro sobre nosotros.
O pasamos el tiempo considerando lo que es el otro, lo que tiene el otro, y no damos valor a lo que tenemos y somos nosotros mismos.
A menudo nuestras relaciones están desequilibradas: no sabemos decir que no, dejamos al otro decidir por nosotros, nos anulamos o anulamos al otro; no sabemos establecer una relación veraz, adulta.

Vemos, pues, que la cuestión de la identidad tiene repercusiones sobre toda nuestra vida; podríamos decir que las tiene sobre cada instante de nuestra vida. Es importante por tanto pararse a reflexionar sobre ello.

El taller que os proponemos va en este sentido: comprender mejor lo que somos y cómo se ha establecido nuestra identidad. Entender mejor lo que nos hace daño y nos impide ser. Aceptar mejor nuestras cualidades y desarrollar benevolencia hacia nosotros mismos y hacia los demás.

Para más información: lmichelferre@hotmail.com

1 comentario:

Olga i Carles dijo...

Creemos ser muchos individuos en uno, personlidades diversas nos atormennan sin cesar, pero depende de nosotros dejar caer sus máscaras.
En realidad somos el ser en el no ser.
Somo únicos, pero no por el nombre que nos llaman.
"Yo soy" es nuestra verdadera identidad, esa voz que está detrás, por delante y en centro de nuestra conciéncia.


Gracias.