miércoles, 19 de mayo de 2010

EL ARCA SE MUEVE, TAMBIÉN EN BRASIL

CARTA DE ESTHER TEIXEIRA, del Arca en Brasil
Hola:
Nosotros, mi marido Maurilio y yo, nos conocimos en la comunidad del Arca de Bonnecombe en 1991. El es brasileño y vivió allí algunos meses, y luego en la comunidad de Lugnacco (con Anna Massina). Yo soy suiza, y conocía el Arca a través de mi hermana Susanne, que actualmente vive en la comunidad del Arca de Chambrelien, en Suiza.
Nos fuimos a vivir al Brasil en 1993 y nos juntamos a un grupo que conocía el Arca y vivía un proyecto de vida comunitaria en el campo, agricultura biológica, terapias alternativas, etc. Vivimos allí varios años hasta que las dificultades económicas y de grupo nos pusieron frente a la decisión de dejar el país o vivir en la ciudad.
Decidimos continuar en Brasil y, manteniendo nuestra casa y terreno en el campo para vacaciones y fines de semana, vivimos una vida “urbana” envueltos en un trabajo pedagógico.
En el corazón mantuvimos la llama y fidelidad a los valores del Arca. Así compartimos, antes o después, con nuestros amigos nuestras experiencias de forma que esa llama se transmitió a ellos también. Varios hijos de amigos fueron a pasar temporadas en el Arca y volvieron; el movimiento creció y está creciendo más.
Sin embargo sólo estamos en el inicio de una forma más organizada de movimiento.
Hemos organizado aquí dos encuentros Latinoamericanos.
En el primero, en 2002, participaron amigos y miembros del Arca de América Latina y algunos amigos de aquí.
En el segundo, en 2010, la proporción se ha invertido y han venido muchos amigos brasileños interesados en el Arca.
Hoy contamos con un círculo de amigos en Sao Paulo que se reúne mucho. Tenemos un grupo de amigos grande que se reúne varias veces al año y estamos intentado hacer al menos un encuentro temático al año.
Tenemos dos familias amigas que viven y trabajan en el campo y cuyos hijos han sido residentes temporales de Saint Antoine.
También existen otras personas ligadas al Arca que no conocemos, pues el país es grande.
Ya he hablado a una amiga del Camino de Santiago. Ella irá a visitar a su hija en Saint Antoine en junio, y le gustaría hacer una parte del camino con vosotros.

Un gran abrazo.
Paz força alegria
Esther.

1 comentario:

Olga i Carles dijo...

Mucha suerte a los dos en el sendero que conduce a la luz suprema.
Leí varias cosas del arca de jovencita, en esos momentos sólo conservo un hermoso y práctico libro.




Gracias.